Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Sneider Ramirez Triana

19 noviembre 2009 4 19 /11 /noviembre /2009 02:08

CULTURA Y DIALECTOS

Para hablar de cultura y los dialectos que los jóvenes manejan  en nuestras instituciones educativas tenemos que tener claro. Que los jóvenes de hoy en día tiene por cultura una idea muy distinta a la de nosotros ellos cresen rodeados de nuevas costumbres e ideologías como son las nuevas tendencias y todo lo que les venden los medios de comunicación para ellos lo prohibido es lo que esta de moda lo que para sus padres esta mal para ellos es perfecto; tienen constantemente toda clase de presión. Las personas los señalan de una manera discriminatoria apuntándoles con el dedo y reprobado  su comportamiento. Pero esas personas no sedan cuenta que al igual ellos en su juventud también fueron recriminados y señalados por sus padres por el tipo de comportamiento que manejaban.

Los dialectos han de ser entendidos como variantes geográficas condicionadas históricamente, esto es, la historia de los contactos lingüísticos es el factor que determina la diferenciación dialectal. Como causas de la variación dialectal se señalan, habitualmente, las siguientes:

1.    el origen de los pobladores que, hablando la misma lengua, ya presentaban diferencias dialectales de origen;

2.    la influencia de otra lengua sobre una parte del dominio lingüístico; y

3.    la separación territorial que da lugar a evoluciones diferenciadas.[1]

 

Con todo, la delimitación del concepto de dialecto es un proceso delicado en lingüística, porque exige una adecuada caracterización de la lengua del territorio, la precisión de su filiación histórica y unos rigurosos análisis sociolingüísticos y estudios de actitudes lingüísticas por parte de los hablantes.[2] Además, obliga a manejar también un determinado concepto de lengua, respecto del que se define el primero, algo que no está tampoco exento de dificultades.

EL CONCEPTO DE DIALECTO

Al igual que ocurre con el caso de lengua, las definiciones del término dialecto no son muchas veces coincidentes entre los especialistas.

Con todo, se asume como principio básico que, lingüísticamente, no hay justificación para una distinción entre las realidades a las que ambos hacen referencia; esto es, tanto un dialecto como una lengua son "lenguas", en el sentido de sistemas de comunicación verbales,  por lo que la explicación y justificación de ambos conceptos debe hacerse teniendo en cuenta criterios extralingüísticos.

 

ASPECTOS HISTÓRICOS

El estudio de la evolución de las lenguas a lo largo del tiempo, conocido como lingüística histórica, permitió descubrir que las lenguas modernas emparentadas provienen, a su vez, de otras lenguas que también se habían desarrollado a partir de la fragmentación de alguna lengua más antigua.

En este sentido, cualquier lengua no deja de ser, en sí misma, un dialecto, en tanto que todas las lenguas provienen de otras, de las que han sido o son variantes en una geografía determinada. Esta otra acepción de dialecto se considera, en ocasiones tan importante como la de "variante geográfica":

 CULTURA

 Es el conjunto de todas las formas, los modelos o los patrones, explícitos o implícitos, a través de los cuales una sociedad regula el comportamiento de las personas que la conforman. Como tal incluye costumbres, prácticas, códigos, normas y reglas de la manera de ser, vestimenta, religión, rituales, normas de comportamiento y sistemas de creencias. Desde otro punto de vista se puede decir que la cultura es toda la información y habilidades que posee el ser humano. El concepto de cultura es fundamental para las disciplinas que se encargan del estudio de la sociedad, en especial para la antropología y la sociología.

La Unesco, en 1982, declaró:

“...que la cultura da al hombre la capacidad de reflexionar sobre sí mismo. Es ella la que hace de nosotros seres específicamente humanos, racionales, críticos y éticamente comprometidos. A través de ella discernimos los valores y efectuamos opciones. A través de ella el hombre se expresa, toma conciencia de sí mismo, se reconoce como un proyecto inacabado, pone en cuestión sus propias realizaciones, busca incansablemente nuevas significaciones, y crea obras que lo trascienden.”[3]

 

 

 

 

 

 

CONCEPCIÓN CLÁSICA DE LA CULTURA

 

 

“En sus primeras acepciones, cultura designaba el cultivo de los campos

El término cultura proviene del latín cultus que a su vez deriva de la voz colere que significa cuidado del campo o del ganado. Hacia el siglo XIII, el término se empleaba para designar una parcela cultivada, y tres siglos más tarde había cambiado su sentido como estado de una cosa, al de la acción: el cultivo de la tierra o el cuidado del ganado.[4]

 

...aquel todo complejo que incluye el conocimiento, las creencias, el arte, la moral, el derecho, las costumbres, y cualesquiera otros hábitos y capacidades adquiridos por el hombre.[5] La situación de la cultura en las diversas sociedades de la especie humana, en la medida en que puede ser investigada según principios generales, es un objeto apto para el estudio de las leyes del pensamiento y la acción del hombre.

 

 

·         Cada miembro de la especie podría acceder a ella desde una fuente común, sin limitarse, ejemplo de ello: el conocimiento transmitido por los padres.

·         Debe poder ser incrementada en las ulteriores generaciones.

·         Ha de resultar universalmente compartible por todos aquellos que poseen un lenguaje racional y significativo.

Así, el ser humano tiene la facultad de enseñar al animal, desde el momento en que es capaz de entender su rudimentario aparato de gestos y sonidos, llevando a cabo nuevos actos de comunicación; pero los animales no pueden hacer algo parecido con nosotros. De ellos podemos aprender por la observación, como objetos, pero no mediante el intercambio cultural, es decir, como sujetos.

·         Cada miembro de la especie podría acceder a ella desde una fuente común, sin limitarse, ejemplo de ello: el conocimiento transmitido por los padres.

·         Debe poder ser incrementada en las ulteriores generaciones.

·         Ha de resultar universalmente compartible por todos aquellos que poseen un lenguaje racional y significativo.

Así, el ser humano tiene la facultad de enseñar al animal, desde el momento en que es capaz de entender su rudimentario aparato de gestos y sonidos, llevando a cabo nuevos actos de comunicación; pero los animales no pueden hacer algo parecido con nosotros. De ellos podemos aprender por la observación, como objetos, pero no mediante el intercambio cultural, es decir, como sujetos.

Presentado por :

Sneider Ramírez         

Tatiana molina

Anthony sanchez



  1. [1] Jesús Tusón, Introducción al lenguaje, pág. 108.

 

  1. [2]  En este sentido, Charles F. Hockett, uno de los principales lingüistas de la primera mitad del siglo XX, lo definió, también, como un código en cuya constitución intervienen idiolectos altamente coincidentes.

 

3.      [3] UNESCO, 1982: Declaración de México

·         [4] Geertz, Clifford. La interpretación de las culturas. Gedisa. Buenos Aires.1990.

 

·         [5] Eliot, Thomas Stearns. La unidad de la cultura europea. Notas para la definición de la cultura. Encuentro. Madrid.2003

 

Compartir este post

Repost 0
Published by sneider ramirez
Comenta este artículo

Comentarios

Enlaces